“Llamaré Bruja a todas aquellas intuiciones, visiones y pensamientos que
son nuestro instinto, nuestro olfato y el famoso sexto sentido que en nombre
de la civilización ha quedado reprimido y degradado, pero que no ha muerto
ni quemándolo en la hoguera.

Solo fueron mujeres que no adoraron a más dios que la noche o la madre Tierra (quién mejor que ellas conocía las propiedades ocultas de las plantas, regalo de la naturaleza a quien supiera entenderlo?). Y quizás ese paganismo tuvo un precio demasiado alto para muchas..

IVANA NOCHE AUTOEXISTENTE
Maestra Reiki Usui /Maestra Reiki Karuna / Maestra Reiki Angélico / Master Magnified Healing / Formadora en Munay Ki / Guardiana del Rito del útero http://theriteofthewomb.com/es/guardianas-del-utero/
Guardiana de la Tierra / Terapeuta Floral.
Constructora y artesana en Tambores Chamánicos Masayacu

TODO LO QUE TE RODEA LO HAS CREADO TU: SI TU NO LO CREAS... NO EXISTE.


WEBINARIO HO'OPONOPONO: Aca les dejo el enlace... a mi este audio me cambio mi vida! 

YO CREO MI REALIDAD . MIS PENSAMIENTOS CREAN MI REALIDAD.

CON HOOPONOPONO TU LIBERAS LOS PENSAMIENTOS QUE HAN CREADO LA REALIDAD QUE ESTAS VIVIENDO.

HO'O significa CAUSA en hawaiano y PONOPONO significa PERFECCIÓN.
HO'OPONOPONO significa , "corregir un error" o "rectificar un error."
Ho'oponopono es un proceso simple. 

EMPECEMOS: 
Los orígenes de Ho’oponopono son hawaianos, y es una técnica milenaria empleada por los Kahunas hawaianos, los sacerdotes o los chamanes hawaianos, y que originalmente se usaba para resolver conflictos en aldeas. O sea: tu vecino te robaba tu cerdo y el cuñado pues, se enfadaba, y eso significaba que tu suegro se ponía de tu parte, y toda la aldea terminaba peleándose por este cerdo. Y ahí entraban los Kahunas, sentaban a los miembros de la aldea juntos y usaban la técnica para resolver conflictos familiares.
Esto fue el origen y llevan haciéndolo literalmente miles de años. El Dr. Len tomó el concepto, lo adaptó a tiempos actuales mediante un proceso meditativo y de también de investigación y aquí tenemos el Ho’oponopono actual. Lo que ellos llaman el Ho’oponopono actualizado, lo que yo voy a enseñar en el webinario.

Primero hay algunos conceptos que tenemos que entender.
El primer concepto que debemos entender es que nosotros creamos nuestra realidad: todo lo que te rodea en este preciso momento lo has creado tú, si tú no lo creas no existe. La silla debajo de tu trasero la has creado tú, la has manifestado porque necesitabas un sitio donde “aparcar” tu trasero durante el webinario, lo cual tu has creado o has manifestado la silla que está detrás de ti. Las paredes de esta sala también son de tu creación; todo lo que te rodea es de tu creación y no existe si tú no la traes a tu realidad. 
Pero existe una excepción y son los otros seres conscientes que están en tu realidad, porque un ser consciente, un ser humano, tiene libre albedrío. Tú no puedes crear un ser humano, tú puedes invitar a un ser humano para que entre en tu realidad. 
Pero qué es lo que pasa, va un poco mas allá de eso porque no solamente tú pides a personas que compartan tu realidad, también les pides que se comporten según tus expectativas.
Entonces, si tu jefe te grita, te grita porque tú tienes un concepto de jefes que gritan. Dentro de ti hay una creencia que dice: “los jefes gritan” por lo cual tú le estás pidiendo a tu jefe que se comporte como una persona que grita para encajar dentro de tu realidad. Porque tu concepto de la realidad no es un jefe que va por ahí dando abrazos y besos, tu concepto de la realidad es un tío con “mala leche”, porque para “eso” están los jefes.
Por lo cual tu pides a tu jefe que se comporte según tu concepto de los jefes. Y él dice que sí. Entonces en el momento que tú dejas de considerar que los jefes tienen mal humor y van por ahí pegando gritos, tu jefe deja de hacerlo, ya no necesita comportarse como tú crees que se debe comportar, y en el momento que tu paciente con cáncer, en el momento que tú dejas de ver a tu paciente como una persona enferma, esa persona deja de estar enferma, porque ya no necesita comportarse según tu concepto de cómo se debe comportar, y así funciona el Ho’oponopono, es muy sencillo. ¿A que sí?

¿Qué son creencias? Es importante matizar esto. Creencias son pensamientos repetitivos. Si tú piensas la misma cosa una, y otra y otra vez, ese pensamiento se plasma o se solidifica en una creencia.
Cuando se hace Hoo-Ponopono, la Divinidad se hace cargo de los pensamientos dolorosos, los neutraliza y los purifica. Haciendo Ho'o-Ponopono, tú no purificas personas, lugares o cosa alguna. En cambio, neutralizas la energía dolorosa que tú asocias con esas personas, lugares o cosas. Así que la primera etapa para hacer Ho'o-Ponopono es purificar energías.
Entonces tiene lugar algo maravilloso, No solamente la energía queda neutralizada, sino que se desprende, desaparece, quedando en su lugar una nueva página vacía en blanco, vacía, donde escribir de nuevo otra realidad. La etapa final es permitirle a la Divinidad hacer acto de presencia y rellenar el vacío de esa página en blanco con Luz Divina.

 Para hacer Hoo-Ponopono no necesitas saber cual fue el error cometido o cual fue el problema. Apenas necesitas percibir la existencia de situaciones físicas, mentales o emocionales que te estén abrumando. Cuando lo hagas, tu responsabilidad estriba en comenzar inmediatamente a sanar la esencia de tales situaciones, diciendo simplemente: "Lo lamento. Por favor perdón.

LO SIENTO, PERDONAME, GRACIAS, TE AMO

Como sanar con hooponopono:

Hoy es un buen dia como todos los dias! para sanar tus relaciones, podes prender una vela del color ue tengas o simplemente... con tu corazon decir:

"Te pido perdón---- (nombre de persona)---- por pedirte que te comportes de la manera que te comportas para encajar en mis creencias, y te amo."
"Me perdono a mi mismo por pedirte que te comportes así, y me amo."
"Pido al Universo que sane en mi lo que hace que le pida que se comporte como se comporta."


“Lo siento, te amo. Perdóname por aquello que está en mí (interior) que ha creado esto. Y lo siento, me amo. Me perdono por estar creando esta realidad.”

“Lo siento, te amo. Lamento que haya algo en mí que se manifiesta en tí. Y lo siento, me amo. Me perdono por estar creando esta realidad.”

“Lo siento, perdóname por aquello que está en mí que ha creado esto”.
De este modo tomamos responsabilidad y desde ese lugar nos perdonamos a nosotros mismos. Como tenemos recuerdos en común, basta con que uno tome la responsabilidad de pedir perdón para que esos recuerdos se borren de uno y de los demás.

“Creador divino, padre, madre, hijo como uno… Si YO, mi familia, los parientes y los antepasados le han ofendido, a su familia, parientes y antepasados en pensamientos, palabras, hechos y acciones desde el principio de nuestra creación al presente, pedimos su perdón… Deje que esto se limpie, purifique, corte todas las memorias, bloqueos, energías y vibraciones y transmute estas energías negativas e indeseadas en luz pura… Y que así sea”

“Te amo, y si desperté sentimientos hostiles en tí lo siento, y te pido perdón. Gracias.” “Yo tengo el don de elegir”

“Esto lo estoy creando yo, son mis pensamientos del otro. Es producto de mis programas, mis grabaciones, mi percepción. Yo puedo borrarlo”.

“Al presentarse esto ante mí, puedo reconocer memorias viejas. Esas memorias estaban en mi subconciente, y por primera vez las distingo. Por eso les doy las gracias por la oportunidad que hoy tengo de liberarme. Pido disculpas a la situación teñida por esas viejas memorias, y la libero, a ella y a los involucrados.Gracias, lo siento, te amo, lo lamento, te agradezco.”


Explicación:
Cada vez que estés frente a una situación que te genera una emoción de crisis, de dolor, de angustia, cualquier emoción negativa, decí: “Al presentarse esto ante mí, puedo reconocer memorias viejas (Puedo, significa que tengo la posibilidad de hacerlo. Tengo esa posibilidad: reconocer memorias viejas con esto que está pasando.) “Esas memorias estaban en mi subconciente, y por primera vez las distingo. (por primera vez, porque antes, la situación me pasaba por encima. Algo ME pasaba, ME llenaba de angustia, ME llenaba de ira, y me transformaba en la angustia, la ira, la emoción que fuera. Ahora no. Ahora, puedo ser solamente el observador, ver lo que está sucediendo ahí, distinguir que es una memoria vieja que parte de un condicionamiento) “Ahora en lugar de convertirme en ESA emoción que ME sucede con la situación, soy el observador que le agradece a la circunstancia, porque ahora estoy pudiendo ver ahí, en esa pantalla lo que mi subconciente está proyectando en ella. Todo eso que veo ahí afuera, sale de mi proyector. Por primera vez, veo que yo misma escribí el guión, y puedo modificar lo que los actores que yo misma elegí dicen con el guión que yo misma escribí. Devuélvanme los guiones, ahora voy a cambiar la historia. Maravillosa aventura, no?Y la frase continúa así: “Por eso les doy las gracias por la oportunidad que hoy tengo de liberarme. Pido disculpas a la situación teñida por esas viejas memorias, y la libero, a ella y a los involucrados.”
Esto te aleja absolutamente de la posición de víctima indefensa, porque el método correcto y la aplicación correcta te llena de gratitud. ¿Cómo iba a poder ver lo que está en mi inconsciente si no lo proyecto fuera de mí, si la situación, y las personas que comparten mi vida, no me lo muestran? Así que sinceramente les agradezco, y les digo que lo lamento, lamento estar usándote para ver lo que no podía ver sin vos. “Gracias, lo siento, te amo, lo lamento, te agradezco.”


El asumir el 100% de nuestra responsabilidad es el camino más corto. Cuando nos damos cuenta que sólo son "nuestros programas" los que no nos permiten ver las cosas con claridad, dejamos de culpar los factores externos y decidimos tomar responsabilidad, las puertas del paraíso se abren para nosotros y alcanzamos un estado de infinitas posibilidades. En cambio, cuando estamos enojados con alguien o por algo, perdemos nuestra libertad. Nuestros propios sentimientos de odio nos condenan y atan. Somos esclavos de ellos. De este modo sólo nos dañamos a nosotros mismos. Podemos liberarnos a través del perdón. El perdonar forma parte del camino más corto y más fácil. Pero no es necesario hablar con nadie para informarle que lo hemos perdonado. Éste es un trabajo interno. Es un proceso que se da entre nosotros y Dios cuando decimos: "Divino creador, perdóname por aquello que está en mí que ha creado esto".

Ante una zona enferma o una enfermedad:  Te pido perdón (dirigiéndose a la zona enferma) por pedirte que te comportes de la manera que te comportas para encajar en mis creencias, y te amo."
"Me perdono por pedirte que te comportes así, y me amo."
"Pido al Universo que sane en mi lo que hace que le pida que se comporte como se comporta. Gracias"


No hay comentarios:

Publicar un comentario