“Llamaré Bruja a todas aquellas intuiciones, visiones y pensamientos que
son nuestro instinto, nuestro olfato y el famoso sexto sentido que en nombre
de la civilización ha quedado reprimido y degradado, pero que no ha muerto
ni quemándolo en la hoguera.

Solo fueron mujeres que no adoraron a más dios que la noche o la madre Tierra (quién mejor que ellas conocía las propiedades ocultas de las plantas, regalo de la naturaleza a quien supiera entenderlo?). Y quizás ese paganismo tuvo un precio demasiado alto para muchas..

IVANA NOCHE AUTOEXISTENTE
Maestra Reiki Usui /Maestra Reiki Karuna / Maestra Reiki Angélico / Master Magnified Healing / Formadora en Munay Ki / Guardiana del Rito del útero http://theriteofthewomb.com/es/guardianas-del-utero/
Guardiana de la Tierra / Terapeuta Floral.
Constructora y artesana en Tambores Chamánicos Masayacu

Cuencos Tibetanos

Toca con tu mouse y experimenta




El sonido de los cuencos de cuarzo y de los cuencos tibetanos, afecta de manera global al individuo. Primero equilibra su cuerpo energético y los chakras (centros de energía) y luego limpia el campo áurico. Además, la vibración repercute en la columna que actúa como vehículo de resonancia y se extiende a través del sistema nervioso a nuestras células, tejidos y órganos.



Esa es la razón de que la vibración producida por los cuencos tenga la capacidad de disolver bloqueos en el cuerpo físico y sutil así como de que se utilice en casos de contracturas musculares, roturas y otros problemas óseos. La vibración de los cuencos resuena y armoniza la estructura cristalina presente también en nuestro esqueleto.

Además del BAñO SONORO (escucha de los sonidos de los Cuencos), hay otra modalidad terapéutica en el empleo de los cuencos, es el MASAJE SONORO o masaje vibracional.
Es una técnica de armonización natural que actúa sobre los planos físico, emocional, mental y espiritual.

Los tonos de los cuencos crean un balance energético y sincronizan los hemisferios cerebrales, produciendo un centramiento. Los sonidos y vibraciones tienen la propiedad de modificar las ondas cerebrales favoreciendo los estados de relajación y meditación.
El sonido nos afecta por el principio de resonancia, por el que una vibración más intensa y armónica, contagia a otra más débil o disarmónica.
El masaje sonoro implica hacer sonar el cuenco muy cerca del cuerpo, o bien apoyarlo sobre este, para que llegue tanto el sonido como la vibración.


El sonido de los cuencos y la Música ayudan en


Rápido logro de una relajación profunda
Suave masaje y armonización celular
Alivio del estrés y la ansiedad.
Mejora de la concentración.
Mejora de la creatividad.
Mejora de la visión (física, mental y espiritual).
Equilibrio de los hemisferios cerebrales.
Restablecimiento del equilibrio del sistema endocrino mediante la vibración de la hipófisis o pituitaria.
Fortalecimiento del sistema inmunitario.
Alivio de la sinusitis y los dolores de cabeza.
Estímulo de la actividad de las ondas alfa o meditación profunda.
Aumento de la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía kundalini).
Equilibrio y limpieza de los chakras y del aura (y los órganos y glándulas correspondientes).
Limpieza del entorno.
Fácil acceso a la intuición y a la conciencia superiores.


1 comentario:

  1. Hola cielo que maravilla de entrada que curioso el sonido de los cuencos tranasmiten paz
    un beso

    ResponderEliminar